Comunicarse con uno mismo y con los demás con excelencia es liderar en la vida.

El líder es cualquier persona que decide ser excelente en todas las áreas de su vida y trabaja día a día para mejorar constantemente su excelencia.

Pero el ser líder no es una elección personal, sino que son los demás quienes se sienten atraídos por su excelencia y  lo eligen como un ejemplo a seguir o como alguien que inspira sus vidas. Y cuando le siguen y se inspiran con él, le hacen líder.  El líder, la única opción que tiene es trabajar día a día para mejorar.

Hoy os hablo de cómo actúa el líder a la hora de comunicarse con los demás bien sea en la empresa, con los hijos, con la familia, con los amigos o con cualquier persona con la que se comunique, o en cualquier situación que lidera en su vida.

  • Es una comunicador impecable, y sabe lo que tiene que decir: a quién, cuándo, dónde, cómo y para qué decirlo.
  • Sabe hablar con sinceridad y respeto lo estrictamente necesario, y sabe escuchar con mucha atención para saber cómo se sienten las personas con las que está. Y así actúa con conciencia para evitar que se extiendan rumores y habladurías, que no se adulteren las relaciones, que los problemas no se infecten y los malentendidos no crezcan.
  • El líder, ha hecho un trabajo interior y lo sigue haciendo cada día de su vida para conseguir esta excelencia. No cotillea, no se queja, no condena y jamás emplea palabras malsonantes porque es totalmente capaz de mantener su equilibrio interno en cualquier circunstancia.
  • Conoce que las palabas tienen mucho poder y a veces duelen, y por eso sabe discernir entre ser sincero y ser grosero o doliente con los demás y/o con uno mismo.  Sabe también que las palabras son virales y que su “vocabulario de líder” hace que mejoren sus propios niveles de energía e influye en los demás con el buen ejemplo.
  • Utiliza palabras positivas, de apoyo y aliento que muestran a los demás las posibilidades que tienen para romper sus limitaciones, y los anima a actuar desde sus propios valores y fortalezas a vivir con pasión la misión de sus vidas.

Y es que aquello en lo que pones la atención tiende a crecer, bien sea negativo o positivo, y allí donde van tus palabras tu energía fluye en la dirección que tú elijas.

¡Atrévete a liderar y mejorará tu vida!.

Practica diariamente y utiliza esas grandes herramientas que tienes: tu valor, tu constancia y tu paciencia. No permitas que se queden en el rincón del olvido porque con el tiempo se oxidan y cuesta mucho moverlas.