ÉRASE UNA VEZ…

pastilla roja y azulUna princesa que no había ocupado su trono, ese trono que le habían reservado desde el día en que nació. Le pesaba la corona, se sentía incómoda en el trono y empezó a descubrir que, muy a pesar de que los demás querían que fuera princesa, no quería ese cargo que le habían otorgado sin preguntarle.

En su reino, no encontraba lugar para ser y empezó a andar, a andar, tropezaba y caía, tropezaba y caía… y se levantaba y volvía a andar, a tropezar, a caer y a volverse a levantar.

Un día, cansada de dar vueltas en ese reino, DECIDIÓ marchar a otro lugar, y recordando aquella película… «Matrix» que había visto más de una vez, eligió tomar «la roja», renunciar a su vida anterior y a todo lo que había conocido antes. Se armó de valentía, y tras tomarla se durmió para reponer fuerzas.

Ahora ya está recuperada y despierta en ese otro lugar dispuesta a tomar los retos de «la roja». ¿Nuevas metas?. ¿Nuevo plan de acción?. Tal vez alegría, ilusión, o pasión…

Sea lo que sea fue su DECISIÓN. Y ante una DECISIÓN, el RESPETO es lo primero, y no es importante comprenderlo o no.
Hay distancias que no se sabe sin son largas o cortas en las dimensiones desconocidas, ni tan siquiera se sabe si eso es realmente distancia.

Hoy brindamos por ti, y que en esta nueva etapa elegida por ti, seas REINA y reines tú a tu manera, así, como eres… siento TÚ.

_______________________________________________________________________________________

Esta metáfora está basada en una historia real.

La intención y el efecto de la metáfora consisten en poner bajo una nueva luz el objeto metaforizado. Que esta metáfora, inspirada en este momento, sea útil a otras personas al leerla para que en su mente cree nuevas vías de acceso y nuevos recursos para la vida diaria.

Porque todo lo vivido es útil más allá de uno mismo.