Hola a todos,

Desde aquí quiero desearos a todos los que habéis compartido conmigo un instante de este año 2011, bien a través de la familia, de la amistad, de vuestro trabajo o del mío, de mis consultas, de mis talleres, de la red, o a través cualquier encuentro “causal” con una sonrisa o de cualquier otra forma, que en este próximo 2012 sigáis luchando por reinventaros y os regaléis lo mejor en cada instante de vuestras vidas: lo mejor en pensamientos, palabras y sentimientos.

Como sabéis, mi trabajo del día a día es luchar para que las personas aprendan a reinventarse, proyecto en el que yo me incluyo la primera; y hoy quiero daros las gracias, por haberme dado la oportunidad de, a través de todos vosotros, haber aprendido a reinventarme un poco más.

Para reinventarse, que es un compromiso durante cada uno de los días de nuestra vida, sabéis que hace falta: coraje, dedicación, constancia, decisiones, acción, compromiso y disposición… para que nuestra vida tenga un SIGNIFICADO de AMOR, cada uno en la parcela que haya elegido… y siempre luchando para vencer a ese  ego que se ha adueñado de nuestras mentes pequeñas y caprichosas, y que lucha sin ningún sentido, ante todo, por el poder y por el vencer a toda costa a través de la lucha, de la guerra, del tener siempre la razón, de conseguir una buena posición sin importarle pisar el camino de otro; y a costa también de dar órdenes sin parar a nuestra mente ya loca de tanto parloteo, repleta y aprisionada de negatividad y enfermedad…que está atrincherada esperando la LIBERTAD.  Ese ego tiene que perder ya la posición que no le corresponde.

Y esto, únicamente lo lograremos cuando nuestra vida tenga ese SIGNIFICADO desde el AMOR hacia uno mismo y hacia los demás, ya que todos estamos unidos irremediablemente en este Cosmos lleno de luz y energía. No olvidemos que lo que hacemos por nosotros mismos, lo hacemos igualmente por los demás y también por todo este entramado de partículas energéticas que se mueven sin cesar en el ritmo armonioso de la melodía del Universo…, y, precisamente, porque cada uno de nosotros estamos formados por miles y miles de esas partículas, tenemos que conseguir bailar en consonancia dejándonos llevar por el compás de esa melodía infinita dirigida impecablemente por la fuente inagotable de la existencia.

No es momento de quejas, ni de lamentos, ni de excusas por el pasado o el futuro, ya no podemos perder más tiempo porque el tiempo es finito y se acaba… es momento de salir de la irrealidad para vivir la REALIDAD del presente, es momento de ACCIÓN para salir con valentía hacia la propia LIBERTAD.

Os deseo un 2012 lleno de CONCIENCIA y ALEGRÍA.

¡GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS!.

Podéis ver este vídeo que me ha enviado una buena amiga para tomar conciencia, pues está lleno de coraje, amor y valentía.