1883-shaykhaydarDicen que el sabio del lugar marchó a la fiesta del nombramiento del Rey. El Rey tenía 5 hermanos que querían reinar, pero él era el primogénito y, según las leyes, le correspondía y estaba preparado para ello.
Sus hermanos, no acudieron a la fiesta. El Rey fue coronado y en el momento del banquete, llamó al sabio y le dijo: «Tú que eres el más sabio del lugar dime por qué en este día tan importante los míos no me acompañan».

El sabio le contestó: «Majestad, lo que hagan los demás es otra historia que les afectará, de una manera u otra, a ellos y a sus descendientes; su historia como Rey es reiar con el corazón puro.

No olvide que el rencor, la venganza y el desprecio son fruto de una mente enferma de ego. No caiga en el error de actuar sin corazón porque perderá la batalla antes de comenzarla. Ganará el rencor, la venganza y el desprecio de las malas semillas plantadas: una cosecha podrida…, y la pudredumbre cor
roe la vida suya y la de los de su alrededor.

En cambio, si reina desde el corazón puro, tal vez a sus hermanos no los recupere, pero habrá ganado un pueblo entero».

(Cuento sufi)