Te olvidaste de algo

Ayer cuando estuvimos juntas, me contabas lo dura que te parece la vida cuando no sabes realmente qué camino tomar en la bifurcación que hay tras el STOP.

Té miré mientras me hablabas, pero lo que escuché realmente era lo que me decías sin hablar, que era lo verdaderamente importante. Ví que tu cabeza no paraba de dar vueltas en un círculo sin fin ocupándose de una única cosa: SOBREVIVIR.

Tu eje, tu centro y tu corazón estaban distorsionados entre tanto malestar, y jugaban entre ellos a ser felices en una partida donde tenían pocas oportunidades de ganar porque, ni tan siquiera, tenían una baza para jugar.

Entre esa vorágine se sobrevive con comodidad, no pasa nada. ¡Claro!, eso es lo  que pasa realmente: no pasa nada. No hay nuevos horizontes, no hay nuevas perspectivas porque ese círculo te lleva realmente a ver tu vida como subida en una noria y ves, bien paisajes estáticos o del pasado que ya no existen realmente.

Y sí, te olvidaste de algo…

Te olvidaste de VIVIR, que es mucho más que sobrevivir. En esta vida hay que tener coraje y valor suficiente para VIVIR rompiendo todo tipo de moldes que han hecho y has hecho para ti, esos moldes que no son más que una cueva donde habitas continuamente y, ¿desde hace cuántos años? ¿30, 40, 50…?

Es una tontería pensar que no puedes cambiar las expectativas personales y profesionales que se tienen o tienes de ti. Haciendo un esfuerzo, puedes romper el techo que parecen haberte impuesto y cambiar la visión que la gente que te rodea tiene y también tú misma de tus capacidades.

Nos conocemos tantos años que pienso realmente que no quieres salir de donde estás porque te viene bien apoyarte en el bastón irreal de tu familia o de tus amigos para sostenerte, pero dejarte caer en él es un error porque tu peso se lo das a otros que cargan con él cuando no les corresponde; y ¡cuidado! ya es sobrevivir sobrecargando.

Y yo pregunto, ¿por qué tanto miedo a vivir?.

Vivir es mucho más, vivir es apostar por todos tus valores que son muchos, es descubrir nuevos caminos con personas interesantes, flores diferentes, colores espectaculares y aromas excitantes; es permitir que tu corazón juegue a ganar. Degustar y saborear.

Yo quiero VIVIR, si tú estás dispuesta a ello caminaremos juntas. De lo contrario, tal vez en algún punto del camino nos veamos de lejos y nos saludemos con afecto porque en el fondo de mi corazón hay un espacio para ti aunque tu no hagas uso de él…, pero si pasa mucho tiempo y no vienes a la vida, ese espacio lo ocuparé de mil colores de energía en acción para que quienes apuesten por vivir.

close

Hola,👋
Un placer conocerte.

Regístrate para recibir contenido interesante de Mindfulness, Coaching y Crecimiento Personal.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

0 comentarios en “Te olvidaste de algo”

  1. En estos momentos por los que estoy pasando es como si me hubieras leido el pensamiento y me hablaras directamente a mi. VIVIRE!! aunque tengo que aprender a hacerlo para mi. Sin prisa pero sin pausa.

  2. Maria gonzalez.

    Hoy por tener un día digamos raro, al leer tu blog me han caído las lágrimas porque es autentico.

    Porque leerte es enriquecedor. Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Haz clic en el enlace para mayor información. ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir arriba