Lo que te imposibilita y te posibilita la vida es un conglomerado mental propio y subjetivo que emite fuerzas de atracción y evitación continuas a lo largo de todo tu campo de acción.

Ese conglomerado, creado desde el conglomerado de otras personas ajenas a ti mismo es la sopa que te nutre diariamente o te desnutre.

Cuando te desnutre, te pierdes entre la multitud de inacciones de la inexistencia. Cuando te nutre, diriges tu vida hacia donde realmente quieres ir, independientemente de las turbulencias externas.

Lo negativo es la inconsciencia de la inexistencia.

Lo positivo, que puedes cambiar los ingredientes de la sopa.